jueves, 26 de mayo de 2011

EL IMPACTO DEL 3D ¿DURARÁ?

El 3D, ¿amigo o enemigo?

El debate de si el 3D está salvando la industria del cine o afectándole a la contra está sobre la mesa estos días en Estados Unidos. El estreno de Piratas del Caribe: En mareas misteriosas ha arrogado muchas dudas y confirmado muchos miedos.
Piratas 4 se estrenaba este fin de semana con 4.155 cines de los cuales 2.500 eran en formato 3D y 256 en IMAX. Estas cifras a nivel de pantallas era más exagerado, ya que de las estimadas 8.000 pantallas totales que proyectaban el film, dos tercios lo hacían en este formato. Ante toda esta presencia el 3D ha sido responsable de un escaso 37% de la recaudación con el 60% de las copias. El restante 9% de las recaudaciones han llegado del formato IMAX que debe verse de forma separada. Y los datos por espectadores aún ofrecen mayor diferencia.
El 62% de los espectadores, cerca de 7,5 millones, han visto el film en 2D en los 1.399 cines, dejando una media de 5.360 espectadores, mientras que solo 3,9 millones, un 32% del total, se han decantado por el 3D en 2.500 cines por lo que la media es de solo 1.560. En el caso de IMAX, el haber recaudado un 9% de los 90,15M$ de Piratas supone 8,1M$ en 256 cines, para un total de 600.000 espectadores, que le deja datos de media de 31.640$ y 2.343 espectadores por cine. El 3D no IMAX presenta unos datos de afluencia 3,4 veces inferiores a las copias 2D, lo que se intensifica cuando se tiene en cuenta que las copias 3D se proyectaban en más pantallas que las 2D, lo que deja la media por pantalla en menos de 1.000 espectadores.
Ante esta realidad, muchos Estudios y productores han empezado a pensar si el 3D está jugando a favor de algunas de sus producciones especialmente en las familiares. En los últimos meses, los estrenos 3D comoThorRio o Gnomeo y Julieta han generado el 58-60% de las cifras en el 3D, siendo excepcionales los casos de Tron y el documental de Justin Beiber, que lograron el 80-81% de las recaudaciones en este formato. En el pasado, en el 2009, la cifra era también del 60% pero ocupando un número inferior de salas. Muchos analistas han afirmado en los últimos meses que producciones familiares como El oso Yogui Los viajes de Gulliver se han visto muy afectadas por el 3D en los Estados Unidos.
En los mercados internacionales el 3D sigue con bastante más fuerza. En el caso de Piratas la recaudación del 3D ha sido equivalente al 66%, aunque en los últimos meses se ha alejado del 70-75% que generaba en pasados estrenos, como los casos de Avatar o Alicia en el país de las maravillas.
En España recientes títulos como Torrente o Rio pese a empezar con datos cercanos al 60% de las recaudaciones en este formato, al final de su carrera el dato era 50-50 entre el 3D y el formato tradicional.
El caso de Piratas 4 en España también arroja esta tendencia en la que las salas que proyectaban en 3D estaban en un número muy superior, por cuestiones técnicas que son copias digitales y pueden proyectarse en más salas que el tradicional soporte de 35mm. Ante esto, la gran cantidad de pantallas creaba una ilusión de cines más vacíos.
Por lo general, la principal causa que mencionan los analistas y medios especializados está en la poca afinidad que hay por parte de los espectadores al elevado precio del 3D, que en Estados Unidos oscilaría entre los 9-10$ y los 13$ en cines de grandes ciudades. En España, el precio medio del 3D se coloca en los 8,5€, alejado de los 6,4-6,5€ del formato tradicional.
Otro elemento que también juega a la contra es que muchos espectadores afirman que la ilusión y la experiencia del 3D es muy limitada, dejando de ser espectacular o singular pasados 15-20 minutos cuando el ojo ya se ha habituado a lo que está viendo.
Un destacado periodista del Wall Street Journal afirmaba ayer que el formato 3D y al enorme fuerza de este en el estreno de Piratas 4 jugó más a la contra que a favor, ahuyentando a muchos espectadores. Las cifras por sala indican una afluencia enorme en el 2D, seguramente agotando muchos pases pero esto no se tradujo en que muchos optaran por el 3D. De momento habrá que esperar a ver como transcurre la carrera de Piratas y si este mal estar con el formato juega otro papel destacado en el inminente estreno de Kung Fu Panda 2 este fin de semana en Estados Unidos.
Para ilustrar el desgaste del 3D, vale la pena repasar el artículo de finales de 2009, cuando este formato estaba dando enormes beneficios a los cines y que luego se alargó gracias a Avatar y Alicia. Pasados estos grandes blockbuster, la cosa ha ido en descenso.

Pau Brunet

No hay comentarios: